Feliz, realizada, orgullosa y todoterreno.

Feliz y realizada

Orgullosa y todoterreno

 

Buenos días a todos mis confidentes:

Después de varias semanas sin escribir un post, alejada de mi rinconcito de la lectura preferido.  Vuelvo dispuesta a plasmar entre líneas mis pensamientos, mis respetadas opiniones y mis deseos o emociones. 

Esta semana siento la necesidad  imperiosa de gritar a los cuatro vientos la satisfacción que siento en mi piel. La sensación de plenitud que me invade este año, la tranquilidad de que todo es como debería de ser. La perfección forjada por unas manos divinas e inteligentes que saben muy bien lo que hacen. 

Feliz, si, me siento feliz a pesar de esas tediosas preguntas que algunas personas hacen. Esas con la intención de inmiscuir en mi vida privada, preguntas que me atañen a mí y a mi familia. Sin embrago hoy tengo el placer de responder, gratis y todo.

Algunos de vosotros tenéis el gusto de conocerme en persona (eso lo digo porque soy encantadora, obviamente). Otros por el contrario sabéis poco de mí.  Ser madre es algo maravilloso que ha completado mi existencia. Es algo tan increíble y de lo que me siento tan orgullosa que no tengo motivos para ocultarlo. Hasta en la solapa de mi novela se puede leer que soy mamá de tres fabulosos hijos.

Pero a veces ser madre de familia numerosa conlleva el escrutinio y las entrevistas, en ocasiones a diarias, de quienes te rodean. Preguntas como todas estas. 

¿Son todos tuyos?

A estas alturas oír esa pregunta es como sentir el viento soplar.

Si señora, los tres niños son míos y de su padre claro, que mucho ha tenido que ver.  ¿Alguien puede explicarme que tiene de malo haber dado la vida a tres criaturas perfectas?

      ¿Ya pararás, verdad?

      Y digo yo, ¿a usted qué narices le importa? ¿Acaso está escrito en algún lugar que deba tener un número concreto de hijos? ¿Quizás usted y todas sus amigas cotorras van a pasarme una manutención que saldrá de sus propios sueldos? ¿O van a cuidar y atender a cada uno de mis hijos y por ende, restarán tiempo de sus vidas?

¿No te aburrirás, eh?

Pues no señora, no me da tiempo, en eso tiene usted razón. Pero quizás sea así mejor, puesto que de esa manera no malgasto mi tiempo merodeando en la vida de los demás como hacen algunas. 

Y podría seguir y seguir, pero no voy hacerlo. Me siento tan orgullosa de mis logros personales que nada de lo que digan podría hacerme arrepentir de haber tomado la decisión de ser madre. 

El gozo de mi corazón se ha multiplicado por tres, ¡por tres! ¿os habéis parado a pensar un segundo lo que eso significa? Felicidad, felicidad, felicidad.

Y la dicha va en aumento. No solo me siento dichosa por tener un marido espectacular con el que he formado una gran familia, sino que comienzo el año con un regalo inesperado y muy deseado. Ni más ni menos que el inicio de mi carrera literaria como escritora.  Un gran logro que valorar, teniendo en cuenta el tiempo libre que dispongo en mi día a día.  A lo largo de este mes y medio como autora de “Los esclavos del miedo” he escuchado la misma pregunta: ¿Pero tú como lo haces? Y si es os digo la verdad aún no tengo ni idea. Sólo se me ocurre una palabra: “Todoterreno”

Extrañamente y en contra de todo pronóstico, sin saber si quiera cómo, me he convertido en todo una valiente. Una guerrera dispuesta a intentarlo todo, he encontrado mi propia dicha a la que agarrarme con fuerza y he comenzado a creer en mí, algo fundamental para alcanzar cualquier logro que uno se proponga. Y funciona, poco a poco se va forjando y moldeando el proyecto de mujer que visualizo en mi mente, al que no renuncio y que conseguiré.

Me encuentro orgullosa de haber logrado crear junto a mi bastón y sostén, mi marido, un hogar maravilloso donde criar a una familia, nuestra gran familia que tanto nos aporta y nos enseña. Porque a veces caemos en el error de creer que como padres tenemos la obligación de enseñar a nuestros hijos, la absoluta potestad en todo lo que pensamos y hacemos, que apenas nos equivocamos….Y erramos tanto….que Dios nos pone en nuestro camino a seres maravillosos, inocentes y puros que nos ponen de cara a la verdad con sus preguntas sencillas repleta de sentimientos. Estoy orgullosa de tener tres soles con los que aprender a corregir mis errores, tres soles que me recuerdan que no hace mucho yo también fui niña y brincaba, tarareaba, me quejaba y preguntaba como lo hacen ahora ellos, tres soles con una vitalidad inagotable,  que me ruegan hacer lo que predico como pedir perdón cuando me equivoco y dejar el orgullo a un lado, o elaborar juntos una super pizza casera en un día cualquiera para darle su protagonismo a todos. 

La familia es un don bendito que nos enseña a crecer como personas en todas las etapas de la vida y que nos recuerda que con amor y paciencia, TODO es posible. 

Hoy con este post, quisiera reivindicar el poder maravilloso que existe en las familias, la locura descontrolada que encuentra sorprendentemente  una estabilidad emocional y una unidad única, donde la razón no tiene cabida y el afecto empapela las paredes de cada habitación. Amor, unidad, besos, achuchones, cosentimiento, diálogos, sinceridad, sonrisas, muestras de cariño, normas con sentido común y respeto. Mis ingredientes particulares para un buen guiso familiar. 

Cuidar de vuestras familias, que son tesoros eternos mientras sigamos vivos. Un abrazo cura más enfermedades que un sobre de dinero en la mesa. 

La vida consiste en un transcurso de experiencias acumuladas, de nosotros depende cómo querer vivirla y cómo trasmitirlas a nuestra descendencia. 

 Con mi más humilde opinión os deseo un feliz día a todos. 

Mil besos!!!

4 comentarios en “Feliz, realizada, orgullosa y todoterreno.

  1. Y de verdad que sí. Que eres una todoterreno y una gran persona, porque yo sí tengo el gusto de conocerte y puedo dar fe! Jajajaja. Reconozco que te he hecho algunas de esas preguntas pero sabes que no llevaba malicia ninguna. Era porque yo no me veo capaz de hacer todo lo que tu haces y encima con una sonrisa siempre en la cara. Te deseo lo mejor tanto en tu vida familiar como en tu vida como escritora. Y que sea muy larga para que podamos disfrutar todos de ambas. Un besazo guapa.

    1. Eres un amor, gracias por tan bonito comentario.
      Ha sido una alegría leerlo.
      Gracias por valorar mi trabajo. Con personas como tú, todo es mucho más fácil.

Los comentarios están cerrados.