Por más momentos inolvidables

Porque disfrutar junto a ellas es verdadera magia

 

Hoy quiero rendir homenaje a la amistad. A las personas en todo su esplendor. A la vida y a la existencia.

¿Alguna vez os habéis parado a pensar el porqué de la existencia de cada uno? ¿Porqué estamos vivos y no son otros los que suplantan nuestra identidad? Yo sí, mucho, muchísimo. Y cuando pienso en ello no puedo más que dar gracias al cielo por el regalo que conlleva respirar. Que acción tan importante y poco valorada. Respirar, absorber y expulsar el aire tomando parte de las sustancias que lo componen. Llenar nuestras fosas nasales de ese elemento invisible que hace que nuestros pulmones se ensanchen  y todo vuelva a la normalidad. Algo que nos parece tan básico y que en realidad es todo un misterio. Como todo lo perteneciente a la vida.

No creo en las casualidades, lo he comentado alguna que otra vez. Pienso que todo ocurre porque Dios lo permite y nuestras acciones nos llevan a ello. Y creo que cada persona que nos rodea, existe para complementarnos. Estoy segura que cada una de estas maravillosas personas, están en la tierra a parte de para una misión exclusiva, para rodear mi mundo de magia. Por eso, cuando miro esta foto, sonrío. Mis labios se curvan hacia arriba porque mi mente se tumba en un sofá imaginario y contempla las diapositivas de todos esos años que hemos vivido juntas. Por lo que es imposible coaccionar estimulo alguno ante las experiencias vividas, pues salen solas.

La verdadera magia es descubrir que a nuestro lado, existen personas que han sido creadas para ayudarnos, enseñarnos, a veces para iluminarnos el camino y otras para avisarnos de que sería conveniente echar el freno. Magia es nutrirte de sus pensamientos y razonamientos, de su fe. Es crear un ambiente único y privado, independientemente del lugar donde nos encontremos y compartir confidencias sin juzgar en el corazón. Es saber pedir perdón y perdonar. Magia es simplemente su compañía.

 

 

 

 

 

Compartir con vosotras esta nueva etapa de mi vida, me llena de felicidad. Teneros cerca, cerquita es además de agradable, un regalo, como cada una de vuestras sonrisas.

Por más momentos inolvidables juntas, más logros personales y más bienestar en nuestras vidas. Porque lo importante en este caminar que estamos experimentando,  somos las personas. De nosotros depende la esencia de la vida.

 

Os quiero mucho!!!!